none
 
     
 
     
     
 
none

Bon Vivant

   
   
   
 

Sombrero Panamá


José Bañuls

Todo el mundo lo llama "Sombrero Panamá" y ello hace pensar a la gran mayoría, que este singular sombrero procede del país del Canal, pero no es así, ya que es originario de Ecuador. Su nombre, eso sí es verdad, se hizo famoso cuando el presidente Roosevelt lo llevó en la histórica inauguración del canal que une a los océanos Atlántico y Pacífico.

Sombrero Sombrero Sombrero

Desde entonces hasta nuestros días, el uso del sombrero en general ha caído en desuso, desde que otro presidente yanki, J.F.K. dejó de lucirlo en sus apariciones públicas. Cosas de la moda, de la que se han librado algunas escenas famosas de películas, en las que sus protagonistas siguen luciendo esta prensa con singular belleza y elegancia, acordémonos de Julia Roberts en Pretty Woman, luciendo belleza en la escena de la carrera de caballos. 

Legendarios personajes no se quitaban la prenda de la cabeza, como es el caso de Frank Sinatra, Orson Welles, Marlon Brando, Ernest Hemingway o el mismísimo Winston Churchill, pero volviendo al mundillo del cine más actual, sigue contando con numerosos adeptos como Johnny Depp, Madonna, Jennifer López o Brad Pitt, entre otros. Y llegando a ámbitos mucho más cercanos, quien esto les escribe es un fiel usuario del "Sombrero de Paja Toquilla", nombre real de esta afamada prenda de cabeza, que proporciona un agradable frescor en la cabeza en climas tanto tropicales como mediterráneos.

El Sombrero Panamá se ganó un merecido puesto en la lista del Patrimonio Cultural de la UNESCO en el año 2012, gracias a su elaboración manual transmitida de generación en generación, especialmente por las conqueñas mujeres de la ciudad ecuatoriana de Cuenca. Claro que las diferentes versiones sobre su verdadero origen no faltan. Algunos afirman que su verdadera cuna es la ciudad de Montecristi y también hay quien le llama "sombrero Jipijapa" afirmando que ese pueblo de la costeña zona ecuatoriana de Manabí es su origen. Sea de donde sea, lo cierto es que en la provincia del Azuay y especialmente en su capital, Cuenca, se encuentran la mayoría de fabricas que realizan el trabajo final del sombrero, hábilmente trenzado por las diestras manos de las operarias o "toquilleras", y en estas factorías o en el mercadillo semanal de la Plaza de María Auxiliadora se pueden encontrar verdaderas maravillas de sombrero, y no deberá de sorprenderse y si estar muy atento al modo de elaboración y a la finura de la paja con la que está trenzado, puesto que es fácil encontrar sombreros cuyos precios oscilan entre los 10 euros y los 1.000 y según cuentan los expertos se han llegado a pagar hasta más de 30.000 euros por uno trenzado de modo especialmente fino y delicado.

La ligereza y frescura que proporciona la planta con la que está realizado es perfecta para proteger de los ardores del sol ecuatoriano y lo que hoy es un lujo, a finales del siglo XIX lo convirtieron en una herramienta idónea para proteger a los trabajadores del Canal de Panamá. Fue entonces cuando desde el puerto de Guayaquil se exportaron hasta 50.000 sombreros para que los obreros se protegieran del sol y lo que hizo que Roosevelt lo luciera en la inauguración, como ya hemos visto. Aunque quizás convenga apuntar que su origen viene de mucho antes, de época prehispánica, y cuando llegaron los españoles le hicieron gracia esos sombreros que se fueron haciendo populares. Fue entonces cuando decidieron llamar a la planta de la que salían "Carludovica Palmata" en honor al Rey Carlos IV.

De modo que no dude en disfrutar del sol del verano, pero eso sí, bien protegida su cabeza con un autentico y ecuatoriano Sombrero Panamá.

Más Información:

Sombreros Homero Ortega
Workshop & Showroom Cuenca
Avd. Gil Ramírez Dávalos, 386
Cuenca -Ecuador-


none