none
 
     
 
     
     
 
none

Fin de Semana

   
   
   
 

Abelardo y Eolisa, en el cementerio más romántico


Enrique Sancho

Aunque a primera vista un cementerio no parece un lugar romántico, siempre hay formas de verlo. Fantasmas, espíritus, mensajes del más allá y hasta efectos benéficos para la fecundidad abundan, o eso dicen, en el cementerio parisino de Père Lachaise, uno de los veinte que hay en París y uno de los más famosos del mundo, aunque solo sea por el número y categoría de los personajes enterrados en él.

Abelardo Abelardo Abelardo

Père Lachaise, el cementerio más romántico

Si bien cuando fue construido no tuvo mucho éxito y apenas unas decenas de inquilinos lo eligieron, la llegada de personajes célebres lo hizo cada vez más popular. Desde los eternos amantes Abelardo y Eloísa, genios de la literatura como Moliere y La Fontaine, o de la música como Chopin o Georges Bizet, políticos como el español Manuel Godoy y personajes más recientes como Maria Callas y Jim Morrison reposan en algunas de las singulares tumbas del camposanto que, ya de por sí, constituyen una verdadera galería de arte escultórico.

Aunque lo de reposar es un decir, ya que más de dos millones de personas, no precisamente deudos, lo visitan cada año y pasean entre sus más 70.000 tumbas. Una de las más visitadas es la de dos personajes símbolos del amor: Abelardo y Eloísa, los amantes medievales que dieron origen a la más antigua historia de amor de París. Por cierto, que acabó bastante mal: ella metida a monja y él castrado. Una de las curiosas historias del lugar tiene como protagonista la tumba de Victor Noir periodista francés que murió en un duelo con el sobrino de Napoleón III. Su tumba lo muestra tirado con el cabello ensortijado, el cuello de la camisa desabotonado y sobresaliendo en su entrepierna una gran erección. Se corrió la voz de que las mujeres que poseían problemas de fertilidad o cualquier tipo de dificultad marital podía solucionarlos con acariciar su miembro. Aunque se trató de vallar la tumba para evitar multitudes, se volvió a abrir y el desfile continúa como siempre. 

Y ya que estamos en París, ciudad romántica por excelencia, hay que animarse a visitar el Museo Rodin, en la margen izquierda del Sena, donde se puede contemplar El Beso, la escultura en mármol más famosa de este escultor del siglo XIX, que representa a Paolo y Francesca, personajes de La Divina Comedia de Dante, que fueron asesinados por el marido de Francesca cuando les sorprendió besándose. Desde entonces quedaron condenados a errar en los infiernos. Otro de los lugares más visitados por los enamorados en París es el llamado Muro de los "Te quiero", en el barrio de Montmartre. Se trata de una pared construida en el centro de la Plaza des Abbeses de unos 40 metros cuadrados con 511 azulejos que recogen la frase "te quiero" en más de 300 idiomas. Es una obra de los artistas Fréderic Baron y Claire Kito, un insólito monumento al amor ante el que se fotografían miles de parejas.

Más Información:
Hay muchas posibilidades para viajar a París, Politours propone una escapada de tres días / dos noches, con vuelos, desde 167 euros.

Jetcost encuentra vuelos entre 40 y 57, euros ida y vuelta, según de qué ciudad se salga.


none