none
 
     
 
     
     
 
none

Bon Vivant

   
   
   
 

Lamarimorena, the new tavern


María Adela Díaz Párraga

En abril de 2011 abrió "Lamarimorena". Fue el sueño conjunto del matrimonio formado por Rupert García Arias y Juana María Ruiz. El nombre le viene de antiguo, porque sepan ustedes, que en la mayoría de las tabernas madrileñas, la dueña se llamaba Maria o se cambiaba el nombre, y como una buena parte de las españolas, eran morenas, así se las conocía.

Lamarimorena, Lamarimorena, Lamarimorena,

Pero en realidad lo de la marimorena, fue porque una de estas mujeres, mujeres de rompe y rasga, se negó a darle su mejor vino a unos soldados, una no sabe porqué lo de la ojeriza, pero lo cierto es que como pasa siempre en estos casos en que la tropa anda de por medio, se armó la que no vean. Vamos, lo que a partir de entonces, se conoció como "se armó la marimorena", y muchas de esas tabernas llevaron ese nombre. En este caso, como ustedes se imaginarán, es simplemente un recuerdo anecdótico al pasado tabernero. Porque ellos se definen como The New Tavern, que es una manera de mentar el tapeo de toda la vida, pero mas sofisticado.

Rupert, hijo de españoles, nació en Alemania y apareció por España con 16 años. Trabajó en diversos menesteres que no tenían nada que ver con la gastronomía, hasta que conoció a su esposa, tercera generación de una saga que se dedicaba al buen menester de dar de comer al caminante, muy conocida en toda la región, ya que eran los dueños de la Venta del Peretón.  Juana, además, había aprendido algunas cosas en el tiempo que trabajó con el famoso Ferrán Adriá. Así que ella manejando los peroles, y Rupert ordenando en el comedor, consiguen que todo funcione como  la seda.

El local está en la municipio murciano de Molina del Segura, casi a las afueras, y es un edificio moderno, muy nuevo, con unas escalinatas que te llevan a las terrazas y al primer piso. Al entrar, un amplio mostrador exhibe productos de la tierra, y a continuación, una  barra en la que se puede tomar cualquiera de las infinitas tapas que ofrece la casa.

Hay dos comedores, uno abajo y otro arriba, decorados de una forma muy especial, en lo que mas choca es el castizo letrero de La Marimorena, en buen compadraje con el inglés que anuncia "The New Tavern". Llama la atención casi tanto como la enorme pantalla de televisión. Y también terracitas, en la que en los meses fríos te resguarda el calorcillo  de una gran estufa.

Manteles y servilletas negras, sobre los que destacan los platos, fuentes y copas muy originales, que se van sucediendo sobre ellos. Ya saben ustedes que los chinos dicen que lo mas importante en una comida, es que te entre por los ojos, bueno, pues este maridaje murciano alemán, lo ha conseguido con presentaciones realmente espectaculares. Es una cocina murciana, en la que los platos han tomado un toque de sibaritismo que los hacen distintos, pero conservando sus buenos  sabores. Un menú diario de trabajo, un menú degustación de marcha, menús especiales para celebraciones, y menús temáticos para una buena fiesta. Una carta muy amplia con Tapas para abrir boca con los matrimonios en luna de miel o el vasito de "gelee" de tomate. Las Tapas del Corral, con huevos estrellados con chanquete y pimiento, o el nido de perretxiko. Las Tapas de la Huerta, con alcachofas con virutas de jamón y aroma de trufas, o el wok de verduras  con sepia y gamba roja; y están las Tapas Especiales de The New Tavern, con el wok de ternera y bambú. Todo un abanico de ensaladas, bocados como el Pastel Marimorena, pescados y carnes, y muchas cosas mas. ¡Ah!, y dejen un huequito para los postres que son pecaminosos, tartas, sorbetes, mini gofres... Y una buena carta de vinos -en la que no faltan los de la tierra- y de cervezas.

Si van por primera vez, una les diría que se dejen aconsejar por Rupert, y que coman exclusivamente de tapeo. Doy fe de que no llegan a tomar un plato fuerte. Luego, cuando se vayan haciendo con su cocina, porque volverán, Irán disfrutando de todo lo que ofrecen sus peroles, que van cambiando con las estaciones. Hay que decir, que el servicio es bastante bueno, correcto y amable.

MAS INFORNACION:
Lamarimorena
Ctra. del Chorrico, 110
Tel.: 968 61 12 89
Molina de Segura (Murcia)
info@lamarimorenarestaurant.com


Premio a Lamarimorena



none