none
 
     
 
     
     
 
none

Bon Vivant

   
   
   
 

Casa Nacho, al rumor de la fuentona


José Bañuls

Recorriendo diversos paisajes cántabros, llenos de verdor y abundante agua, subiendo y bajando empinadas rampas en bien pavimentadas carreteras y disfrutando de paisajes que siempre dejarán un grato recuerdo en la memoria, los avatares de la ruta me llevan por la CA-180 camino de Cabuérniga, pero en esas intermedias realizo una afortunada parada en Ruente, donde me detengo a visitar la "Fuentona", que como su nombre indica es una fuente de la que mana agua fresca y cristalina.

Casa Casa Casa

Al aire libre
Un estrecho puente romano de nueve ojos invita a cruzar sobre las aguas y así disfrutar de un entorno de agradable arbolado descansando en algunos de los bancos y mesas de piedra por allí dispuestos.

Pero si de disfrutar se trata, el mejor lugar para hacerlo es el Restaurante que a la orilla de la Fuentona tiene Nacho González junto a su esposa Josefina. Ubicado en una típica casona de piedra y madera ofrece al viajero una cocina clásica y tradicional de Cantabria, donde la excelente calidad de las materias primas, unido a la esmerada y delicada elaboración supone una delicia hasta para el más refinado paladar, y si a esto le añadimos el trato amable y personal de todos quienes allí trabajan, pues logramos algo muy parecido a la perfección.

El restaurante, decorado con estilo rústico tiene varios ambientes con marcadas diferencias. La Terraza, desde la que podemos disfrutar de las agradables vistas, y la placidez de la Fuentona. La Taberna, con ambiente andaluz, sus paredes reflejan imágenes taurinas y sus techos están plagados de jamones de Jabugo de la mejor calidad. Por último El Comedor, en el primer piso y decorado en estilo rústico, se convierte en el marco ideal donde disfrutar de la variedad de platos que Nacho ofrece.

Intentar desde estas líneas indicar qué comer en Casa Nacho se aleja de lo que quien esto escribe pretende, siempre será mejor llegar hasta Ruente y averiguarlo por si mismo, pero por si le sirve de orientación, podemos comenzar por un aperitivo en la Terraza, donde las ¿simples? Rabas de calamar, junto a un plato de chicharrones recién elaborados o unas deliciosas anchoas de Santoña, nos dispondrá a degustar, ya en el comedor del primer piso, o en la propia terraza, el tradicional Cocido Lebaniego o el Cocido Montañes, el chuletón de Vaca Tudanca, o cualquier pescado de las vecinas lonjas de San Vicente de la Barquera, Laredo o Santoña. No será en vano que el periodista Carlos Herrera afirmara de Nacho que éste le pide el carné de identidad a cada pez y cada vaca que se consume en su casa. Y para postre, pues qué decirles de los famosos Hojaldres de Torrelavega, que en Casa Nacho alcanzan niveles de perfección.

Un café y un orujo junto a una agradable conversación, en la que a pocos ruegos se une el propio Nacho, serán el colofón a una jornada gastronómica memorable.

Casa Nacho
Restaurante La Bolera
Ctra. CA-180, s/n
Tel.: 942 709 125
39513 Ruente -Cantabria-


none