none
 
     
 
     
     
 
none

Bon Vivant

   
   
   
 

Restaurant Le Theusseret


María Adela Díaz Párraga

Le Theusseret, es un precioso restaurante a la vera del río Doube, y muy cerca de la villa de Goumois. Está en el paraje que llaman del Viejo Molino, en tierras del Jura Suizo, rodeado de verdes paisajes, y con el murmullo del agua como fondo.

Restaurant Restaurant Restaurant

El restaurante, que abrió sus puertas hace ya quince años, muestra en su interior una mezcla rústica y elegante, que se plasma en las maderas que cubren su techo, o las cortinas de color claro, sujetas en el centro con una rosa. Nada mas entrar, se encuentran ustedes con una barra no muy grande, pero surtida, desde donde pueden fisgonear el transcurrir de la cocina, y donde es una gozada tomar una copa de vino del país o de buena cerveza, Por cierto, que en la decoración del local, aparece repetidamente el anuncio de una vieja marca de cerveza del país, La Salamandre, hay un cartel muy “belle epoque”, y también un muñecón, un camarero vestido con los pantalones de rayas y la levita, propios de los viejos tiempos. Y en perfecto equilibrio sobre su mano, una bandeja con la botella de la mentada cerveza.

Un par de escalones, y el comedor, acogedor y alegre, con mesas de madera, cómodas sillas y las mencionadas cortinas. Mantelitos individuales, una bonita vajilla y cristalería, el agua Purísima recogida en frascos de estilo antiguo, y desde luego, buena cocina. Según reza su anuncio está especializado en truchas, cosa de la que una da fe, ya que tuvo el placer de probar los célebres pescados, en una deliciosa salsa de finas hierbas, que con perdón de los exquisitos, estaba para chuparse los dedos.

Pero no es solo esto, que es amplia la carta. Están las petites grenouilles, es decir las ranas, que para los que le gustan son un bocado exquisito. Caracoles, tarrinas de pescado, jamón a la paisana, cortezas de tocino, salchichas, y unos deliciosos postres, les recomiendo el helado de ciruelas, con su chorrito de licor, que es una tentación.

Buen servicio, con el dueño acercándose a las mesas, botella de vino en mano para alegrar las veladas. En fin, un lugar con un estilo de vida muy agradable.

none